EL CIERRE DEL POMPIDOU; UNA OPORTUNIDAD

Desde el confinamiento: Notas para la recuperación 2

La noticia del cierre del Centro Cultural Pompidou de París, para adaptarse al futuro, nos ofrece una posibilidad de reflexionar sobre la función y evolución de los centros culturales.

En primer lugar, la concepción de que un equipamiento cultural ha de adaptarse a nuevos usos, después de un trayecto de años con un impacto determinado, es algo novedoso y nos sorprende por su contundencia; Cierre, remodelación, redefinición y nueva apertura.

Acondicionar el centro a los nuevos públicos y usos de acuerdo con la evolución de la experiencia de décadas, pero también orientado a las necesidades de las nuevas generaciones culturales de la ciudad.

De la misma forma establece la necesidad de habilitar el edificio a un uso y consumo sostenible en un contexto de emergencia climática. Y a un equipamiento cultural conectado y adaptado a las tecnologías actuales y futuras.

Todo esto es una buena metáfora para recapacitar en el sentido de “reconstrucción” de los servicios culturales en el entorno de la postpandemia. Aprovechar la crisis para una deconstrucción y erigir un nuevo proyecto de acuerdo con la proyección a los contextos futuros.

Que bien le irían estos ejercicios a las políticas culturales, y a muchos equipamientos culturales anclados en modelos de pasado y dedicados a conservar algo que ya no es útil, ni prioritario, para la realidad contemporánea.

La reconstrucción, después del covid 19, reclama el atrevimiento de plantearse algunos retos, riesgos o provocaciones inteligentes para salir del aislamiento o de la ineptitud y refundar algunos servicios culturales. Si la sociedad del conocimiento y la nueva economía reclamó proceso de reconversión industrial, la cultura no está exenta de estos impactos que es necesario acometer con osadía 

Y estar pendiente de a otros cierres menos inteligentes y sostenibles que estamos viviendo. Como las liquidaciones de equipamientos culturales, silenciosos y con una casi nocturnidad, por la reducción de recursos, poca voluntad política o un cierto desmantelamiento de servicios culturales.  Todo ello huyendo de las responsabilidades que tiene la función pública en garantizar el acceso a la cultura.

“” Lo único que sabemos del futuro es que difiere del presente” J.L. Borges

1 comentario en «EL CIERRE DEL POMPIDOU; UNA OPORTUNIDAD»

  1. En mi pequeño territorio los espacios culturales municipales no han abierto, sí se han oficializado los protocolos para la apertura de espacios privados, es decir pagos. La biblioteca municipal sólo admite retiro y entrega de libros. Las bibliotecas populares dependen del régimen provincial educativo es decir que no han abierto. La cultura, esa posibilidad de tejer lazos con otras personas, de fortalecer esperanzas en estos tiempos deshilachados, al decir de M.Benedetti, pareciera que sólo existiese online. No es que esté mal, es que no alcanza. Es preciso recuperar la presencialidad. Hay ensayos de intentar presencialidad online, pero no es lo mismo. Hacen falta los cuerpos, las miradas, las cercanías y lejanías, pero la gestualidad presente, al fin. Esperemos a ver qué pasa con el Pompidou, Alfons. Gracias.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alfons Martinell Sempere.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  site5.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad