2015 para reflexionar sobre la gestión de la cultura

Después de soportar unas crisis tan largas y complejas ya salimos de la perplejidad y el desencanto y hemos de aceptar que sus consecuencias están aquí y requiere trabajar con ellas. Ya no nos sirven los lamentos o justificaciones y es necesario empezar un cambio de mentalidad en la gestión de la cultura, un nuevo método intelectual para analizar la realidad, la cual nos demanda la búsqueda de soluciones y planteamientos adecuados a estos nuevos contextos.
Podemos aceptar como hipótesis que se está cerrando un ciclo en la gestión y las políticas culturales tal y como las hemos entendido hasta este momento. Un nuevo horizonte será necesario a pesar de las resistencias al cambio de este sector y de que irán sobreviviendo con muchas carencias ciertas formas de gestión clásicas.
En este marco me propongo utilizar esteblog para lanzar algunas reflexiones y revisar algunos textos que ya llevó realizando desde hace años. Por otro creo que nos hemos de correr el riesgp de plantear algunas propuestas a debate.

Ante la incertidumbre más conocimiento o “Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad. A. Gramsci”

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad